viernes, 2 de julio de 2010

El Khopesh

Bueno, entre examen y examen, que aunque el curso no es excesivamente exigente, exige dedicarle algo de tiempo, pero aun así, a veces surgen cosillas y proyectos que uno no tenía pensado, y este es uno de ellos.

Un compañero de clase, fan de Egipto en todas sus vertientes, y conociendo mis escarceos en el armadureo, me propuso la realización de esta magnífica "espada", el khopesh. Pongo espada entre comillas, porque tiene ciertas características mas propias del hacha que de la espada.

Entrando un poquillo en su historia, fue un arma ampliamente utilizada por el ejercito egipcio, aunque se sabe que no es originaria de ellos, sino que fue adoptada de los mercenarios que contrataban, al hacerse popular. Aunque otra teoría apunta a que es una evolución del hacha egipcia.

Como espada, cabe destacar que, como si de un hacha se tratase, su centro de gravedad radica en el centro del filo, y no junto a la empuñadura, como podría ser habitual en otro tipo de armas. Su mango es simple, sin guarda y carece de pomo.

He aquí mi compañero paso el trabajo de traspasar a AutoCAD, un diseño de este arma, y yo tras escalarlo para adaptarlo un poco a unas medidas un poco mas realistas (y aun así nos va a quedar un poco larga), aproveché y saqué una espiga aproximada de la empuñadura. Podéis verlo en los dibujos.

La idea, era hacer una espada para colgar en la pared, es decir, ornamental, por lo que llevaría florituras en pomo y acanaladuras a lo largo de la hoja, por lo que nos decantamos por una chapa de acero dulce de 3 mm de espesor.

Alguno se preguntará ¿y como sacas esa espada de una chapa? Pues... Dios bendiga al corte por plasma por CNC (control numérico), me saqué mi programita (que os dejo aquí si a alguien le interesa) de la parte de la empuñadura (la espiga) para poder trabajar en las cachas de madera que habría que tallar para hacer la misma (además no disponíamos de chapa suficiente para cortar la espada entera).

Primero me hize un modelo tosco de una de las cachas en poliestireno extruido, a ver que tal quedaba, y que dimensiones tenía que tener.

Con un cacho suficientemente ancho de un listón de madera, me saqué mis cachas, y a base de dremel, y mas dremel, pues voy dándole forma. Se empieza por marcar, usando la "plantilla" de poliestireno y la espiga.

Y luego poco a poco con la broca especial de la dremel, ir vaciando el hueco de la espiga, teniendo en cuentra que en cada cacha va la mitad de la espiga y que cuando se junten tienen que quedar apaño.

Y luego se recorza lo sobrante, y posteriormente con el cabezal lija de la dremel, ir debastando hasta que quede con el acabado deseado, aun estoy un poco por aquí, peor como no tengo muy claro cual es el acabado deseado, pues ahí ando.

A ver en que acaba esto, porque al final no nos ha dado tiempo a cortar la espada, pero yo me haré mi empuñadura, y miraré como la adornaré que todavía no lo tengo claro del todo. La entrada tenías que haberse publicado la última semana de junio, antes de marcharme de vacaciones, pero no me dio tiempo, pero bueno, mas vale tarde que nunca.
Publicar un comentario