martes, 18 de noviembre de 2008

Irmandiños: A Revolta 2008

Pido perdón anticipadamente por lo largo y quizá algo tedioso de leer esta entrada, pero es que tres días dieron para mucho, e intentando ser objetivo voy a omitir un montón de sucesos que quizá fuesen dignos de mención, pero que no ha parecido bien introducirlos o mencionarlos siquiera.

Este pasado mes de septiembre (26, 27 y 28) tuvo lugar la tercera edición de Irmandiños, un evento de rol en vivo organizado por 13negativo, y patrocinado por la Xunta de Galicia en el castillo de Monterrei, y en el que yo participé, tanto como colaborador como jugador. Esto me brindó la oportunidad de ver como funciona un poco por dentro este mundillo, además de comprender mejor algunos de los problemas que hubo este año, asi como los anteriores.





Trailer oficial

LA IDA

Yo y mis amigos (5 personas) nos desplazabamos un día antes del evento con todo nuestro equipaje, para poder montar los fundíbulos el día anterior, en lo referente a la estructura, para luego solo moverlas, colocarles el contrapeso y la honda y dejarlas lista para su uso por parte de los participantes afortunados. De paso también aportamos nuestro granito de arena, tensando todos los arcos, moviendo y apilando cajas, y montando algun que otro estandarte. El jueves fue un día completito, y por la tarde nos dedicamos en exclusiva al montaje de nuestras creaciones.

Hay que comentar que hubo bastantes problemas en este aspecto, y nos tuvieron en ascuas durante 1 horita porque no sabían en donde querían montar los fundíbulos. Tampoco se ponían de acuerdo sobre cuando usarlos y como transportarlos a los puntos de batalla. Finalmente, se montarían fuera de zona de juego, el sabado se pondrían en los puntos de batalla, y quien los mantuviese al finalizar el día, podría usarlos el domingo en la batalla final.

Se suponía que también teníamos que dar unas charlas sobre seguridad y uso de los fundíbulos, a los actores, que por motivos logísticos finalmente no se dió (porque como al final se usaron el domingo, pocos PNJ habían quedado vivos, y 2 de ellos no disponían de fundíbulos en su ejercito), asi que se improvisó una minicharla para los afortunados artilleros a 5 minutos de empezar la batalla.

Entrando un poco mas en el evento, este año se incorporaban grandes novedades, algunas ya les he ido comentando, como fueron los arcos o los fundíbulos, pero otras muy interesantes, fue el uso de lanzas o el café para desayunar (aunque solo era descafeinado).

DIA 1


El viernes noche, cuando comenzó el evento, asistimos uniformados y en formación a un duelo verbal de los nobles, principalmente el Obispo Fonseca, intentando convecer a un Don Pedro de Madruga de que Isabel de Castilla era la legítima reina y no Juana la Beltraneja (ahí cominezan las tensiones internas en nuestro bando) y un intento del Vizconde Pedro de Zúñiga, de retomar el poder de las tierras de su padre, muerto años atrás en la revuelta irmandiña. Como no, nuestro señor Don Rodrigo Alonso Pimentel, Conde de Benavente, con su autoritaria voz hizo acto de presencia, apoyando al Obispo, y a Isabel. Y hasta aquí todo muy histórico.


Para liar un poco más las cosas, en el pueblo de Monterrei, un viejo lider irmandiño, apoyado por el pueblo, lleva meses atacando a los nobles y sus recaudadores de impuestos (algo difícil de creer, teniendo en cuenta que el castillo tienen un ejercito permanente). Por lo que el Obispo, adelantandose a otra posible revuelta en sus tierras, reunió los ejercitos para aplastar a los bandidos y a cualquiera que le apoyase. Asi que los ejercitos desfilaron al pueblo, para mandar un ultimatum: ¡o se entrega a los bandidos, o se arrasa el pueblo!


Esta parte estuvo plagada de curiosidades: al alcade, ya lo habían matado al empezar el evento (cosa que no tuvo mucho sentido) y se mantuvo su personaje solo para la representación. El propio alcalde, metió la pata pues en las tierras de Moneterrei se cultivaban ¡PATATAS! Y eso 30 años antes de que ¡Colón llegase a América!




Video de la Hermandad del Acero


A la mañana siguiente anuncian la mierte del alcalde

También asistimos a la intromisión de Conan, un mercenario, hijo bastardo del padre del Conde de Benavente, que reclamaba su posición como Conde y sus tierras. Y de nuevo, nuestro señor, siempre en su papel y con voz desgarrada, soltó perlas como "Bastardo, debiste morir en el vientre de tu madre", entre otras.


DIA 2

El sábado por la mañana, tocó entrenamiento en distintas disciplinas, combate con lanza, espada, arco, tácticas de ataque, de defensa, posicionamiento contra arqueros, órdenes de mando, etc. Y comprobamos en nuestra piel, como un grupo bien organizado (en este caso, el ejercito de Fonseca, formado por miembros de la Efeyl) y con un buen comandante es capaz machar al enemigo con 2 gestos.





Duelo irmandiño


Duelo nobiliario


Discurso del Obispo Fonseca

Por la tarde comenzaba la lucha, nosotros nos teníamos que encargar de los bandidos. Los bandidos esperaban pertrechados, y nosotros, viendo venir la emboscada, y comfirmadola por nuestros exploradores, decidimos esperar. Paio (lider de los bandidos), y sus hombres, nos llamaban cobardes, y Pimentel (ordenandonos quedarnos totalmente quietos) gritó "¡CARGAD!" y salió corriendo unos pocos metros, espada en alto, el solo... lo bandidos huían para retomar posiciones mientras nosotros reíamos ante tal demostración de valentía. Pimentel, de nuevo demoledor, se sacó vejaciones de la chistera "Y nos llamais cobardes, aquellos que huís de un solo hombre. Una yegua tiene mas cojones que tu, Paio". La verdad es que la cara de Paio fue un poema, viendose sorprendido por tal recital improperios medievales de ese calibre , y totalmente improvisados.

La batalla estuvo marcada por las ilegalidades, y acabó con nuestra derrota. En primer lugar observamos atónitos como intentaban hacernos una embocada, escondiendo gente en las tiendas de campaña personales de los jugadores, cosa que se ve claramente que no es legal. También cosas como lanzas agarradas por el culo, gente que soltaba la mano delantera para estocar con la lanza o una persona plantandose delante mía con hacha (de dos manos) a una mano y escudo. También nos sorprendimos, porque había gente que aunque no llevaba armadura y le hacías toques y mas toques... se iba y volvía con toda la vida, cosa que nos extrañó y llamamos a nuestro árbitro para que mirase que pasaba. ¿Y que pasó?

Pues pasó, que aunque no se podía uno curar durante un combate (cosa que sabían los actores, los jugadores y en última instancia la menciñeira que curaba) se curaron. Pero que mas da... la reglas estan para romperlas ¿no es así? Se paró el combate para reabastecernos de agua tras casi 40 minutos de combate sin descanso en medio una polvareda de tierra, de echo a mi me dió un mareo y decidi irme off-rol para reanimarme.

Viendo la batalla perdida, Pimentel grito retirada (en este momento, ellos deben dejarnos ir por normativa, sin poder perseguirnos ni matarnos), pero asistimos (yo en primera fila sentado y mareado) como un ORGANIZADOR (que no actor ni participante) mandaba cargar (cosa totalmente prohibida por cierto) a un ejercito a nuestra espalda (y vaya si cargaron) cuando al estar en retirada no pueden atacarnos y menos por hayarse la mitad de nuestro ejercito en terreno peligroso (lleno de obstaculos, desniveles y sillas). En la carga, la gente se vió claramente desplazada hacia un muro y posterior finca privada a la que no podía accederse también por normativa, pero había que salvar la vida. El organizador, ni corto ni perezoso, viendo el desastre que el mismo había porvocado, propuso una solución democrática (en vez de aplicar simplemente las normas), nosotros nos poníamos en medio del descampado y ellos nos rodeaban... que a todos nosotros nos pareció muy democrático. Pimentel, se negó, y muchos sentimos la necesidad del partirle la cara al organizador, pero nos contuvimos, en aras de la continuidad del juego. Al final se resolvió con 8 prisioneros, que fueron pasados a cuchillo (cosa que por cierto tampoco podían hacer, ya que segun las normas, hay que hacer un juicio). Todo esto en vez de aplicar las normas, que era tan simple como dejarnos retiranos.

Sin duda para mi, en ese combate se saltaron muchas reglas, mas allá de la sinceridad de cada uno para admitir golpes, echo en el que no me meto con nadie, porque de todo hay en todos los bandos, y con la lanza es difícil saber si das o no. Pero también diré, en el mismo sentido que la gente podía haberse leído el manual y saber donde es y no punto.

Pasando a otra batallas que se libraron ese día, la épica del ejercito de Fonseca, al que hicieron falta 3 ejercitos enemigos (triplicarlos en numero) para poder vencerlos, y porque se ridieron (según sus palabras "no tenía sentido seguir luchando asi") fue épica. Y eso que los atacaron desde 2 frentes.


Durante ese día se gestó la traición, pero los actores se saltarón el escueto guión que había. Pedro Madruga, tenía que traicionar y unirse a los mercenarios de Conan (el hijo bastardo) junto con Zuñiga y formar un tercer bando, equilibrando la balanza. Y lo hizo, pero se unió también con los irmandiños. Y contra todo pronóstico Zúñiga, según la descripción, un tirano, alguien que avasallaba al pueblo, se unió con el susodicho pueblo maltratado por el para acabar con Fonseca, y liberar al pueblo de Monterrei. ¡Inaudito! Uno de los organizadores lo reflejó muy bien en la frase "No se para que hicimos reuniones con los actores..."

Finalmente, los pocos supervivientes de nuestro ejercito, defendimos solos (junto con algún soldado de Fonseca) el patio de armas, ante todo el ejercito unificado (estando todos vivos eramos 130 contra unos 450). Eso sí, en el patio no entraron.




Defensa del patio de armas

Para arreglar el estropicio que se había armado, se decidió que Fonseca diera otro ultimatum improvisado a Madruga y Zúñiga, y para la batalla final del domingo, se formarían los 3 bandos por unas supuestas tensiónes que durante la noche dividieron el ejercito.

La jornada de incursiones nocturnas, no hizo mas que agraviar el problema, pues unos ávidos soldados de Fonseca, aprovechando un momento (de dudosa legalidad, y ahí lo voy a dejar) asesinaron a Conan (Hermano bastardo de Pimentel), y el rumor se extendió por el castillo. Acababa la jornada del sábado, y solo quedaban 4 actores con su personaje vivo en un cúmulo de asesinatos sin sentido.

DIA 3


Comenzaba el día muy animados en nuestro campamento, ibamos a ser como los Espartanos siglos atrás en las Termópilas, una proporción de 4 a 1 en contra, sin fundíbulos y con apenas arqueros (la mayoría de los arqueros nobiliarios pertenecía a Zuñiga). Alquel día solo había dos opciones... cenaríamos en el infierno o nos jactaríamos de la inutilidad bélica adversaria. Me gustaría hacer una cita a los Fantasmas de Gaunt (W40k) que expresa muy bien nuestra situación: "El general Lugo ha dicho 'Victoria o Muerte'. ¿Que le ha hecho pensar que tenemos alguna opción?".





Video visto en Antena3


Video visto en A nosa terra TV

Y por un momento llegamos a pensar en la victoria para que negarlo. Pero de nuevo la organización nos perjudicaba, ayudada por la falta de lógica y ética rolera e histórica. En primer lugar citaré a los mercenarios de Conan, que una vez su lider muerto no tenían ningun motivo para luchar, puesto que son mercenarios a los que se les prometieron las tierra de Benavente, y sin tierras, su única motivación era la venganza contra los asesinos de Conan. Pero durante la lucha su único rival fuimos nosotros, y no los soldados de Fonseca que lo asesinaron.


Comenzemos con la disposición táctica, representada en dibujitos. Nosotros en rojo, los traidores y mercenarios en azul y el ejercito irmandiño en verde. Al comenzar la batalla esa era la situación. Por motivos organizativos, se hizo luchar primero nuestro bando contra los traidores, y el ganador contra los irmandiños. Entiendo que fue la solución que se les ocurrió para que no se desmadrase demasiado la cosa. Pero si se piensa un poco, es un sistema, que únicamente puede acabar con la victoria irmandiña, pues da igual quien gane el primer combate, para el segundo va a estar diezmado completamente.



Y tras casi una hora de combate, nos paran, porque los irmandiños se aburrían, y esto se alargaba. Asi que, volvimos al dibujo 1, y diezmados como estabamos ambos ejercitos, se comenzó con un todos vs. Todos. En un primer momento se pacta con los traidores, un PNA (Pacto de no agresión) para acabar primero con nuestro enemigo común, e intacto hasta el momento. La idea era cada uno atacar un flanco, y nosotros esperando lo que finalmente pasó, cubrirnos de los traidores, y siempre estar atentos a ellos. Y aqui de nuevo, una carga en toda regla (repito, prohibida por las reglas) destrozó la formación.






Maniobra de aproximación

Viendonos realmente abocados a la derrota, decidimos intentar comprar a los mercenarios por una gran suma de dinero... pero resultó que Madruga los compró prometiendoles el condado de Santiago (tierras que no le pertencían ni le pertenecerán nunca), algo que no debería haber pasado puesto que según su hoja de personaje, Conan les prometió tierras pero lo que realmente quieren es dinero. En fin...



Para acabar de aniquilarnos, la organización prohibió en ese momento cualquier cambio de bando para evitar malentendidos, y nosotros atónitos, veíamos un ejercito de mas de 400 personas en frente nuestra, en una unión de los dos bandos enemigos. Finalmente y según los pronosticos, aunque tras horas de batalla, fuimos aniquilados. Muchos, enfandados por estos y otros motivos, y sientendose menospreciado por la organización tiró las armas y se fue del combate.


CONCLUSIONES

Estuvo claro que la manera de llevar a cabo la batalla final fue bastante calamitosa, y es algo que se comentó con los organizadores, porque nuestra labor como participantes es hacer críticas constructivas para que año a año la cosa mejore.

Otras cosas que se comentaron, fue la permisividad excesiva en el control de armas del campamento irmandiño, donde se pasaron escudos de torre (solo se permitían de lágrima y redondo) o el famoso hacha-cruz, que se saltaba a la torera todas (no una ni dos, todas) las medidas restrictivas.

Y para mi, la mayor de las críticas van para una gran parte de los participantes, aquellos que a pesar de que hicieron lo que les salió de los huevos interpretativamente hablando, se quejaron de que había poca libertad (tocate lo cojones). Fuímos los propios participantes y no la organización los verdaderos causantes de que todo empezase a ir mal. Cierto que la organización y algunos actores no ayudaron a un mejor desensalce y en algún punto lo agraviaron, pero no es solo de ellos la culpa. Asi que para otra vez, reflexionemos y usemos un poco la cabeza, la cosa no es ganar o perder, es pasarlo bien.

Y aunque parezca que todo fue negativo, no es así, y saco muy buenas cosas de esta edición, por primera vez los cazarrecompensas estuvimos cohesionados y actuamos muy fieles a nuestro rol. Ver al ejercito de Fonseca en acción fue un espectaculo dificil de olvidar, me recordó a esas grandes batallas que se libraron en la historia, como el asedio de Numancia, las Termóplias o quizá Cannas. El buen rollo dentro del bando nobiliarios fue quizá el mejor de las 3 ediciones El nivel de armadureo fue espectacular, al igual que la experiencia de fundibuleo y arquería.

Las normas es algo que hay que pulir todavía mas, aunque se ve una clara progresión, y aunque muchos no se hayan dado cuenta, esa ampliación de 100 plazas, desbordó a la organización.


LA VUELTA

Tuvimos que quedarnos en el campo de batalla final para recoger los fundíbulos, algo que la verdad nos tocó la moral. Y de paso ayudamos a recoger un poco todo lo que quedó por allí. Como eso nos llevó tiempo, tuvimos que irnos a Santiago, en el bus de los árbitros, donde confraternizamos quizá un poquito mas con ellos.

La Xunta ya ha dado por asentado el juego, puesto que, es un acto publicitario para con los jovenes muy llamativo, del mismo modo que lo es desde hace años el Xuventude Galiza Net, y por este motivo, van a seguir haciendolo. Asi que, chicos, el año que viene nos veremos de nuevo.
Publicar un comentario